lunes, 18 de mayo de 2009

MOVILIDAD EN CALI: UN PROBLEMA VISIONARIO

La movilidad es la capacidad de desplazarse de un lugar a otro. Los ciudadanos de Cali no pueden disfrutar de esta capacidad ya que existen problemas en la movilidad.
Por lo general, estos problemas son asociados a la infraestructura vial, el mal estado de la malla vial, y a la cantidad de vehículos; pero existe un problema mayor que causa los problemas mencionados anteriormente.

Los problemas de movilidad en Cali radican en la falta de visión de los gobernantes que han dirigido nuestra ciudad y su desarrollo. Ya que la construyeron no pensando en una de las principales ciudades, una potencia del país, Colombia. Sino en un simple lugar donde vivan un grupo pequeño de personas; pero al crecer el número poblacional en Cali, se evidencian los problemas ocasionados por el problema de visión de nuestros dirigentes.

La visión, entendida como la proyección estratégica para la construcción de un futuro ya definido. Para cumplir la visión es necesario que se planteen metas en un tiempo determinado y se trabaje para alcanzarlas.

Los dirigentes de la ciudad no han tenido una visión clara de la misma, esto lo podemos notar en la construcción de las vías. Construyeron vías muy pequeñas, esto trae como consecuencia otros problemas. En la ciudad muchas veces podemos encontrar personas en los trancones desesperadas, impacientes, casi perdidos en Cali, sin saber qué rumbo tomar para tratar de alejarse de los trancones sin lograr nada pues la ciudad está llena de estos. Las vías más importantes de la ciudad son las más afectadas, la vía a Jamundí, la Simón Bolívar, la vía Cañasgordas, todas las vías en el centro de la ciudad, la autopista sur-oriental; estas vías son muy importantes ya que conectan el sur con el norte de la ciudad y otras conectan la ciudad con el exterior pero muchas veces se vuelven intransitables, aunque las personas tienen que aventurarse en ellas para finalmente poder llegar a su destino.

Las vías de Cali en comparación con las vías de las ciudades de otros países más desarrollados son muy pequeñas. Existen países en los cuales las vías tienen hasta seis carriles para transitar, en cambio en Cali las vías generalmente tienen dos carriles. Esto nos indica que la visión de los dirigentes de Cali solo pudo construir una pequeña ciudad y no una potencia nacional.

Además los dirigentes de la ciudad no han construido ciclorutas para las bicicletas y las motos. Entonces las personas que utilizan estos medios de transporte deben salir a las calles de la ciudad poniendo en peligro su propia vida y la de los demás. Las bicicletas no pueden movilizarse a la misma velocidad como lo hacen las motos y los carros y tienen que movilizarse junto a ellos en las mismas vías, esto representa un gran riesgo y además otra causal de embotellamientos y tardanzas en el desplazamiento de los ciudadanos de un lugar a otro. Pero a los dirigentes no les ha importado a seguridad de los ciudadanos que se movilizan en bicicleta, ni el desmejore en la calidad de vida de los demás.

Otro punto importante por el que podemos darnos cuenta de que los dirigentes de Cali les falta visión, es que han estimulado el uso de vehículos motorizados particulares como si ese fuera el único medio de transporte. A medida que el número poblacional aumenta también lo hace el número de vehículos y no las vías existentes no son suficientes para la demanda de automóviles.

Los estudios realizados por la secretaría de tránsito y transporte municipal registran la cantidad de vehículos que transitan la ciudad. En la página web http://es.wikipedia.org/wiki/Cali#Transporte informan los resultados de los estudios realizados por esta entidad “Según datos de esta entidad, en el 2004 por las calles de Cali rodaban 357.927 vehículos. Como es usual en los países en vía de desarrollo, la motocicleta es un medio de transporte muy popular y en la ciudad hay casi 70 000. En cuanto a vehículos particulares, hay más de 240.000 automotores.

En cuanto a servicio público, los datos de la STTM dan más de 43 000 vehículos contando taxis, buses, busetas y colectivos. Según datos del DANE por la ciudad ruedan diariamente 3 800 vehículos de servicio público colectivo, distribuidos en: 40,43% microbuses, 25,10% busetas y 34,47% buses.

Estos transportes colectivos mueven un total aproximado de 300 millones de pasajeros anualmente, distribuidos en: 40% en microbuses, 30% en buses y 30% en busetas. Cruzando los datos de la STTM y del DANE, deben de haber 10 taxis por cada automotor de servicio colectivo.” Por medio de estos datos podemos notar que la cantidad de automóviles que circulan por la ciudad sobrepasan las capacidades de las carreteras construidas hasta el momento, los dirigentes de Cali deberían concientizar a los ciudadanos de que el único medio de transporte no son los automóviles y que deben pensar en otras alternativas para movilizarse.

En conclusión, Cali tiene problemas de movilidad a causa de la falta de visión de los dirigentes de la misma. Ellos no han tenido claro el futuro que esperan de la ciudad, por esto no han tomado decisiones correctas en el desarrollo de la ciudad. Hoy en día, Cali está viviendo el resultado de lo que han hecho con la ciudad en el pasado. Y lo que se haga ahora en ella va a producir el futuro, por esto los ciudadanos de Cali necesitan que los dirigentes de la ciudad proyecten el futuro de la ciudad, que tengan una visión clara de lo que desean, y que no se quede solo en ideales sino que se plantee una estrategia para llegar a ver hecha realidad la visión que se han propuesto. Así las decisiones que tomen para el rumbo de la ciudad las tomaran acorde la visión que tiene de ella. Los dirigentes anteriores de la ciudad han tenido falta de visión porque construyeron una ciudad con expectativas pequeñas, no como una de las ciudades principales del país. Esto lo podemos notar en la construcción de las pequeñas vías, la falta de ciclorutas y la estimulación a los ciudadanos a tener vehículo motorizado particular; pues esto genera desmejoras en la calidad de vida de las personas que habitan en la ciudad.

Aunque todos los alcaldes tienen una visión para el futuro de la ciudad. Por ejemplo, el alcalde de Cali actual, Jorge Iván Ospina, tiene varios proyectos para tratar de mejorar la movilidad en la ciudad, estos son el transporte masivo integrado de occidente (MIO), la vía bicentenario, y las 21 megaobras. El problema es que no tienen una visión clara y definida de la ciudad, solo ideales de una gran urbe pero no toman decisiones que lleven a la ciudad hacia ese ideal.

Nicolás Ramos Gómez expresa en el artículo de la pagina web http://www.diariooccidente.com.co/index.php?name=News&file=article&sid=62500&theme=Printer que deberíamos reflexionar sobre las consecuencias positivas y negativas que tienen los proyectos en nuestra ciudad, sobre la importancia y el aporte que las mismas tienen sobre el desarrollo de la movilidad. “Hay agitación por la elección de representantes de los propietarios afectados por las 21 obras viales proyectadas. Pero antes es importante se miren en conjunto dentro del plan de movilidad, que urge realizar. Solo así se podrá valorar si significan un mejoramiento de la movilidad en la ciudad y la región.

Hay una larga experiencia de obras, llamadas también viales en su tiempo, que por la falta de ese plan de movilidad, solo corrieron los problemas unas cuadras. Sin ese plan de movilidad, como decían los abuelos, "seguimos ensillando sin tener las bestias". Pongo un ejemplo: los dos puentes sobre la carrera 100 solo agilizarán el tráfico puntualmente para congestionar más la pequeña glorieta a la entrada de Ciudad Jardín o el cruce con la Autopista Simón Bolívar en el paso superior sobre el ferrocarril. Ambos sitios tienen hoy gran afluencia vehicular. Es un ejemplo de la necesidad de un plan integral de movilidad para no distraer recursos escasos en obras que nada resuelven y solo agudizarán los problemas existentes“, estas fueron las palabras expresadas por Ramos, se necesitan estudios previos para poder sacar una conclusión sobre la viabilidad de los proyectos no solo buenas intensiones e ideas “en el aire” con “cuentas alegres”, necesitamos tener la certeza de que lo que se realice en nuestra ciudad traerá desarrollo de la misma.

"Los puntos críticos de circulación en Cali por estas causas son hoy más de 20. La movilidad, según mediciones técnicas, hay demoras de 71,4 segundos por vehículo en las intersecciones. Los flujos de llegada de los carros a estos sitios exceden la capacidad de evacuación de los semáforos, lo cual genera congestiones y operación saturada. Aparte de eso, el 59% de las 315 intersecciones semaforizadas presentan niveles de servicio crítico, cercano al 100% de su capacidad, por lo cual hay demoras, excesivas detenciones y largas filas de vehículos." se mencionó en el artículo de la pagina web http://www.buquedepapel.com/movilidad/el-sistema-masivo-de-transporte-en-cali-2.html llamado ciudad critica.

Todos sabemos que Cali es una ciudad en la que es complicada la circulación de los vehículos y los puntos más críticos se producen en las intersecciones de las vías, pero aun así insistimos o los dirigentes de la movilidad en Cali insisten en que la solución al problema es saturar la ciudad con vías, pero no pensamos en que habrían mas intersecciones en las vías y tal vez esto produzca mas embotellamientos de los que existen actualmente.

Deberíamos pensar en soluciones más eficientes, no para tratar de aplazar el problema, sino para mejorarlo. El alcalde, encargado de la movilidad en Cali, debe visualizar el futuro que espera para la ciudad y este debe ser grande y claro para así poder mejorar realmente la calidad de vida de los ciudadanos que cada día transitan en ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada